Aunque en muchos bebés el nacimiento de los primeros dientes se desarrolla sin problemas, otros sufren mucho con esa etapa, que suele dejar nerviosas hasta las mamás más preparadas.

Fiebre, mal humor y llanto son algunas de las reacciones comunes en los pequeños, y para mitigar estas molestias, te pasamos algunos consejos que pueden ayudar a disminuir el dolor de tu bebé:

Darle al bebé cosas frías: así como en adultos, toallas y otras cosas frías pueden ayudar a calmar al bebé. Un consejo es poner una toallita de tela húmeda en una bolsa de plástico y enfriarla en el congelador por una hora. Cuando saques la toallita de la bolsa, tu bebé la masticará con gusto. Otra alternativa es refrigerar un aro, una mordedera o un chupete especial para la dentición.

Presión: A los bebés que les están saliendo los dientes, les gusta morder cosas porque eso les ayuda a aliviar la presión en las encías. Si para tu bebé las cosas frías son molestas, puedes darle un aro para la dentición a temperatura ambiente. Otro truco que puedes probar es darle un masajito en las encías, pues la presión de los dientes en las encías aminora el dolor. No te olvides lavarte las manos antes de ponerlas en la boca del bebé.

Analgésicos tópicos: para calmar el dolor causado por la dentición, muchos padres optan por usar los analgésicos tópicos, como un gel o una crema que se frota en las encías de los bebés. Estos productos se pueden comprar en las farmacias sin receta médica, pero es fundamental consultar un dentista antes y preguntarle cuál es el más indicado conforme la edad del niño.

No dudes en consultarnos cualquier problema con tu bebé.

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lea y acepte nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted