Es la sensación de dolor dentario al comer, beber o lavarse los dientes, en presencia de frío o ácido.
En algunos casos también ocurre cuando el paciente habla, por desecación de la superficie dentaria. En la mayor parte de los casos, los dientes que duelen están libres de caries.

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted