La higiene dental infantil, ayuda a llevar una vida sana y limpia para poder evitar diversas enfermedades. No solo es importante que los niños se mantengan en un ambiente higiénico particular, sino también lo hagan en el ámbito escolar y social, entre otros.

La higiene de los dientes es muy importante desde que somos pequeños. El niño utilizará el cepillo dental para introducir el hábito de higiene pero hasta los seis años el cepillado debe ser completado por los padres o adultos responsables, porque no tienen la capacidad motora suficiente para realizar una correcta eliminación de los microbios adheridos a los dientes.

El propósito de éste trabajo es dar una ayuda teórica que contribuya con el desarrollo de hábitos de higiene bucal durante los primeros años del niño. Estas pueden ser aplicadas por los profesores en el colegio o por los padres y demás cuidadores responsables de la educación de niños y niñas a temprana edad.

En relación a la salud física, un importante sector corporal está constituido por la cavidad bucal, donde se encuentran las estructuras dentales, las encías, la lengua y las mucosas que recubren la mencionada cavidad. El cuidado de estas estructuras ha sido llamado por los especialistas, salud bucal u oral o higiene bucal o dental. La salud dental, es indispensable y muy importante puesto que las estructuras que conforman la boca tienen funciones diversas y fundamentales. El bebé obtiene sus primeros contactos gratificantes con su entorno a través de la boca, desdentada y especialmente dispuesta para aferrar el pecho materno. A medida que van saliendo los dientes, primero los temporales o de leche y luego los permanentes, la boca adquiere todavía más relevancia, no sólo sigue manteniendo su función en el proceso alimenticio, sino que a ésta le suma la relativa al habla, y por ello cobra un valor social. La salud oral debe ser un trabajo conjunto entre padres e hijos bajo el control de su pediatra y dentista, poniendo especial énfasis en la prevención de los problemas dentales, siendo los padres quienes deben hacerse responsables de la higiene oral hasta los 6 ó 7 años de edad, pero durante la época escolar y específicamente en sus primeros años, los profesores y cuidadores en comedores escolares deberán compartir esta responsabilidad con los mismos.

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lea y acepte nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted