Publicado: 27 de Julio de 2014


El bruxismo es el término clínico que se le da al rechinar de los dientes. Las personas que lo sufren aprietan los dientes sin ninguna intención alimenticia de forma que presionan los dientes superiores con los inferiores e incluso los mueven hacia delante y hacia atrás.

Esta presión ejercida que ejercen los maxilares se desarrolla, por lo general, de forma inconsciente y puede provocar diferentes síntomas perjudiciales tanto para la boca como para la salud general.