Publicado: 4 de Septiembre de 2018

La salud dental y la comida rápida son incompatibles. Cada día es más común su consumo, principalmente por nuestros niños y jóvenes.


Debido a la falta de tiempo para realizar una comida en condiciones y la expansión de este tipo de restaurantes, nuestro estilo de vida se ve afectado de forma negativa.


Desde la sección de noticias de e·dent Odontología os aconsejamos no recurrir constantemente a este tipo de comidas.


Los estudios demuestran que su composición y sus aditivos genera una especie de necesidad de consumo o adicción. 


Debemos evitar que este consumo sea reiterativo, no solo por nuestra salud dental sino por nuestra salud en general.



Está “comida basura” tiene bajo aporte nutricional y un alto contenido en grasas, calorías y sodio. Puede provocar problemas de salud diversos, entre ellos, obesidad, diabetes y problemas de corazón.


Estos son algunos de los deterioros que ocasiona sobre nuestra salud dental.


Caries y erosión del esmalte: contienen mucha sal y azúcar. Estos dos componentes afectan a las bacterias dentales, que se nutren de ellos, generando ácidos que erosionan nuestro esmalte. Sus características hacen más fácil su adeherencia a los dientes, por lo que el daño se acentúa. 


Hemos de cepillarnos bien los dientes siempre tras las comidas, pero sobre todo tras estas. Si realizáis muchas comidas fuera de casa, os recomendamos llevar siempre un kit de higiene bucodental con seda dental.


Si esto no fuese posible, masticad un chicle sin azúcar para provocar saliva que protegerá vuestros dientes y encías. Otras opciones son comer una manzana o pera, o hacer un par de enjuagues profundos con agua. Otra forma de no perjudicar el esmalte, es beber los refrescos a ser posible sin azúcar o con pajita.


Gingivitis y peridodontitis: diferentes estudios sobre la salud dental y la comida rápida, demuestran que el cosumo de "comida basura" genera estrés en el metabolismo.


Este estrés y la falta de fibra de estos alimentos, afectan a la capacidad que nuestro cuerpo tiene para procesar la insulina de forma correcta. Esto lleva al aumento de los niveles de azúcar en sangre y por tanto a la diabetes, que repercute negativamente en nuestra salud dental aumentando el riesgo de periodontitis y gingivitis.


Recordad, ante cualquier duda o problema no dudéis en venir a visitar nuestra clínica dental en Valencia.


#ImplantesdentalesValencia

#ClinicadentalValencia

#OrtodonciasValencia