Publicado: 20 de Agosto de 2014


Una nueva investigación ha demostrado que la pérdida de dientes repercute negativamente sobre la memoria en un porcentaje importante de la población que presenta esta condición oral. 

Los investigadores han determinado que las personas con menos dientes naturales no tienen la misma capacidad para recordar eventos, comparados con las personas que poseen un mayor número de dientes naturales. La información fue publicada en la Revista Europea de Ciencias Orales y se realizó con la participación de equipos de investigación de Noruega y Suecia. 

Los problemas de memoria se derivan de un menor número de señales que se envían a la sección del hipocampo en el cerebro, que es la parte responsable de esta función cerebral. Se supone que los impulsos serían estimulados por el movimiento de la mandíbula y los dientes, por ello cuando faltan esto no sucedería en forma correcta. 

La lógica de esta teoría es muy coherente ya que con una menor cantidad de dientes la mandíbula no tiene tanta movilidad natural y basados en la investigación del estudio este ha demostrado una correlación directa entre el número de dientes y el rendimiento en las pruebas de memoria. 

En el estudio participaron alrededor de 273 personas entre edades que oscilaban entre los 55 y 80 años, con un número medio de dientes por persona de entre 22 y 10 menos de la cantidad total. Las personas con la mayor parte de sus propios dientes presentaban cerca de un 4 por ciento más de propensión a tener una mejor capacidad para recordar hechos de anteriores o eventos de su vida que sus contrapartes. 

Para tener en cuenta; la perdida natural de la memoria se produce de forma progresiva a medida que se envejece, pero distintas patologías, problemas de nutrición y condiciones orales como las mencionadas pueden acelerar este proceso.