Existen diversos deportes que exigen en su reglamento el uso de protectores debido al riesgo que pueden sufrir sus jugadores durante su desarrollo. Frecuentemente observamos boxeadores, patinadores de hockey, jugadores de rugby, baloncesto, fútbol, etc. con algún tipo de protector para evitar los traumatismos dentales, en deportes de contacto resulta imprescindible el uso de estos protectores, no solo por la protección de la cavidad oral sino también por la protección de la articulación temporomandibular. 

Es muy importante que tanto niños como adultos que practican estos deportes, además de llevar la indumentaria protectora reglada (cascos, rodilleras, coderas…), lleven además un protector bucal.

 Podemos encontrar diferentes tipos de protectores bucales que suelen alternarse en función del tipo de deporte que se practique. Distinguimos entre los protectores bucales extraorales o intraorales. 

Los protectores extraorales son cascos a los que en ocasiones van unidos a una máscara facial que incluyen barras a uno u ambos lados del casco. Son los usados en el fútbol americano.

 En relación a los protectores intraorales podemos encontrar varios tipos en función de la adaptabilidad y personalización que presenten:

 - El protector estándar o no adaptable: Presentan adaptación mientras la arcada está cerrada por lo que no son efectivos si la persona respira por la boca. Suelen ser prefabricados en goma o plástico y los que más suelen utilizar los boxeadores.

 - Protector adaptable o semiajustable: Puede moldearse en función de la presión que se ejerza sobre él. Suelen ser de goma dura o plástico en forma de herradura y con un contorno interior elástico que se ajusta a los dientes.

 - Protectores hechos a medida: Su diseño puede adaptarse a la anatomía de la boca y también en función del tipo de deporte que realice.

 La prevalencia de las lesiones dentales durante la práctica deportiva llega a ser de hasta un 45%, siendo las más frecuentes las luxaciones y fracturas alveolares.

 Según la Asociación Dental Americana (ADA) estos daños bucales se previenen mediante el uso de protectores bucales deportivos. Es importante advertir que alrededor del 10% de los accidentes deportivos ocurren en la cabeza y que la gravedad de los traumatismos depende en gran medida de la edad y el tipo de práctica que se realice.

Publicado: 14 de Julio de 2014