La limpieza dental se conoce por los odontólogos como “profilaxis oral”, aunque algunos dentistas también se refieren a este procedimiento como “raspado y pulido dental”, es una de las intervenciones más comunes en las clínicas dentales.


Muchas personas temen hacerse limpiezas bucales o dentales porque desconocen cómo las llevamos a cabo o de qué manera las realizamos. Por este motivo, os explicaremos las ventajas del procedimiento, para que los pacientes conozcáis de forma más detallada en qué consisten y así os sintáis más tranquilos a la hora de realizaros en nuestra clínica una limpieza dental, que es sumamente importante para eliminar algunas manchas, acabar con el sarro de las piezas dentales y deshacerse de la placa bacteriana, por lo que la boca estará mucho más sana y mejor cuidada.


Una limpieza bucal profesional cada seis meses puede  ayudar a conservar una sonrisa sana y bonita durante mucho más tiempo. Conoce algunos de los beneficios del tratamiento:


1. Ayuda a que luzcas una sonrisa más brillante: algunos hábitos, tales como el consumo de tabaco o el consumo de café, té y otras bebidas pueden manchar los dientes. Una limpieza bucal profesional te ayuda a mantener unos dientes más limpios y blancos.


2. Previne enfermedades periodontales: la boca está llena de bacterias. Si no limpias tus dientes con regularidad, la placa se acumula y tus encías se enrojecen, se inflaman e incluso pueden llegar a sangrar. Las enfermedades periodontales son las denominadas ‘enfermedades silenciosas’ pues pasan en muchas ocasiones inadvertidas para el paciente, sin embargo, si no se detectan de forma temprana pueden llegar a ocasionar la pérdida de las piezas dentales. Con una limpieza cada 6 meses podrás prevenirlas.


3. Ayuda a evitar el mal aliento: la halitosis, más conocida como ‘mal aliento’, es un problema muy frecuente, ya que afecta a casi la mitad de la población. Una buena higiene bucal es la clave para evitar el mal aliento. Por eso, realizar limpiezas bucales regularmente ayuda a controlar la halitosis fácilmente.


4. Mantener una buena salud general: estudios recientes afirman la relación directa entre las enfermedades periodontales y las enfermedades sistémicas tales como problemas cardiovasculares, diabetes, etc. Una limpieza dental cada seis meses ayuda a mantener los dientes sanos, minimizando así el riesgo de que esa infección bucal se disemine por el organismo.


Aunque solucionar los problemas dentales con los tratamientos más adecuados es esencial, más lo es todavía la prevención de enfermedades bucales. Visitas regulares a nuestra clínica, exámenes dentales y limpiezas dentales profesionales son igualmente necesarias para preservar una buena salud oral y mantener nuestros dientes en su sitio preciso.

Publicado: 23 de Abril de 2016