Publicado: 21 de Noviembre de 2016

Recordad que la boca es una de las partes más importantes del cuerpo. Cualquier problema que afecte a tu boca puede dificultarte comer, beber o hasta sonreír y deben ser tratados inmediatamente con un especialista para no perjudicar las piezas dentales. Pero, a veces, los problemas bucales significan mucho más que un problema oral: ellos pueden ser señales de enfermedades en el resto del cuerpo.


Las mujeres con más de 40 años debéis estar muy atentas a cualquier problema en la cavidad bucal como la sequedad bucal, un síntoma que muchas veces acompaña la menopausia. Y precisamente, otro problema de la boca, como que se muevan los dientes (periodontitis) puede ser una primera señal de osteoporosis, uno de los trastornos más frecuentes durante la etapa de la menopausia y cuya causa es la mayor fragilidad de los huesos.


Especial atención se debe prestar a la aparición de llagas o úlceras en la boca. Las primeras, cuando no cicatrizan, pueden ser un síntoma de carencias nutricionales o problemas gástricos, aunque es muy importante consultar al médico o al dentista ya que también pueden indicar una posible presencia de cáncer oral.


Además, el incómodo problema del mal aliento puede significar mucho más que una mala higiene bucal. La halitosis  puede esconder detrás un problema de diabetes tipo 2 (cuando el aliento se afruta) o un problema de mal funcionamiento del hígado o del riñón (cuando el mal aliento persiste).


Mantenerse atento a todos los síntomas orales y cuidar de la salud bucal es fundamental para garantizar una perfecta salud del cuerpo.


Clínica dental Valencia / Implantes dentales Valencia

Clínicas dentales Valencia / Ortodoncia infantil Valencia