El flúor es un mineral muy abundante en la naturaleza. Las frutas y verduras, así como algunos depósitos de agua, son fuentes de esta sustancia. Desde hace muchos años, los expertos han demostrado que la ingesta de flúor en nuestra dieta fortalece los dientes, ayuda a la renovación del esmalte dental y previene la formación de caries.


Además de en los alimentos, podemos encontrar el flúor en la composición de los dentífricos, enjuagues, pastillas y, en algunos países como en el nuestro, hasta en el agua bebible.


Todas esta formas de tomar flúor nos ayudan a mantener los dientes fuertes y sanos, principalmente en los niños. Una vez absorbido por el organismo, este mineral es utilizado por las células que forman los dientes para fortalecer el esmalte.


Por otro lado, cuando se aplica el flúor a la parte exterior del diente, los cristales que forman el esmalte se vuelven más duraderos, haciéndolos mucho más resistentes contra los efectos de los ácidos y evitando la porosidad de las piezas dentales.


Los productos con flúor han sido desarrollados para ayudar a las personas a mantener los dientes blancos y protegidos. Sin embargo, su consumo y uso deben ser controlados, pues el flúor en exceso representa un riesgo para la salud. El uso excesivo puede producir la fluorosis, esta patología consiste en la aparición de manchas en los dientes de color marrón y la destrucción del esmalte.


Clínica dental Valencia - Implantes dentales Valencia - Ortodoncias Valencia Ortodoncia infantil Valencia Odontopediatría Valencia - Dentistas Valencia

Ortodoncia Adultos Valencia - Odontologos Valencia - Clínicas dentales Valencia 


Publicado: 2 de Agosto de 2017