Las úlceras bucales, también conocidas como “calenturas”, son pequeñas ampollas que se forman en los labios o alrededor de la boca como consecuencia del virus del herpes.

Según la Biblioteca Nacional de Medicina de EE.UU, el herpes labial es una condición bastante común que afecta a más de la mitad de los estadounidenses hacia la edad de 20 años. Pese a no provocar daños mayores para la salud, puede ser bastante doloroso. Te explicamos un poco más sobre esta enfermedad. 

¿Qué es el herpes labial?

El herpes labial, coloquialmente conocido como “pupa labial"  es una infección producida por un virus simple, que suele aparecer principalmente en los labios (aunque también puede salir en la nariz e incluso dentro de la boca). Esta infección lleva al desarrollo de ampollas pequeñas y dolorosas comúnmente llamadas calenturas o herpes febril. 

¿Cómo se contagia?

El herpes oral es causado por el virus del herpes simple tipo 1 VHS-1, que es transmitido por contacto directo de piel con piel, normalmente durante la infancia. Una vez que se contrae, el virus queda en estado “dormido” en el organismo, sin provocar síntomas, hasta que por diferentes factores puede despertarse.

¿Cuáles son los síntomas?

Generalmente el virus empieza a manifestarse a través de un ardor o dolor, sensación de hormigueo, picor o quemazón en la boca. Luego salen unas vesiculitas o ampollitas, agrupadas, que especialmente la primera vez son muy molestas y pueden incluso producir fiebre. Tras una semana empiezan a secarse y forman una costra que termina cayendo sin dejar, normalmente, cicatriz.

¿Qué hacer cuando sale un herpes en la boca?

Lo más indicado es consultar un dermatólogo, pues este podrá decir si el paciente posee el virus o no. Además, existen algunos medicamentos en forma de cremas o pastillas que son eficaces para cortar la duración de la ampollita y para disminuir la intensidad del brote.

¿Es posible prevenirlo?

Sí. Hay algnos factores que predisponen la aparición del herpes labial, como el estrés, el sol, una baja en las defensas del cuerpo y traumatismos en la zona. Así que es importante estar atento a estas cuestiones y usar siempre protector solar para evitar que el virus despierte.