C/ Maximiliano Thous, 35 46009 Valencia

Como influye el sarro en el color de la lengua y en el mal aliento.

10 de Junio de 2017

Una lengua limpia, es tan esencial como la limpieza de los dientes y las encías, pero a menudo no le prestamos tanta atención y es por esto que es importante que mires tu lengua diariamente en el espejo.


Si esta rodeada una capa blanquecina y amarilla, casi seguro que tienes sarro. Todos los días, las células escamosas de la boca, además de la saliva, restos de alimentos y bacterias circulan en la boca y se depositan en el fondo de la lengua. Y es que tener sarro es normal y se forma en la lengua de la mayoría de la gente, según la dentista Arany Tunes, especialista en el diagnóstico y tratamiento del mal aliento.


Lo que no es normal y no debe suceder es que la suciedad permanezca en el fondo de la lengua pues, de esa manera, las bacterias se alimentarán de las proteínas de los restos de comida. Eso libera de azufre en forma de compuestos de azufre volátiles (CSV), que justamente son los gases que causan el mal aliento.


Pero, ¿por qué el sarro es el principal enemigo de la halitosis? Aproximadamente un 90% de los casos de mal aliento se originan en la boca, y la saburra está presente en casi todos. La falta de higiene, cambios salivales y el estrés (que provoca sequedad en la boca) son algunas de las principales causas.


La principal defensa contra el sarro es la higiene bucal correcta. No sólo con el cepillo de dientes, sino con raspadores linguales. “Usarlos es muy sencillo. Colócalos en el fondo de la lengua y empújalos hasta la punta. Repite el mismo movimiento cerca de 20 veces", explica Alenio Calil Mathias, vicepresidente de la Sociedad Brasileña de Estudios de Halitosis.


Consejos que ayudan


Además de la higiene bucal, otros hábitos diarios contribuyen a mantener alejado el sarro de la boca:


1. Toma dos litros de agua al día para mantener la boca siempre limpia.


2. Evita comidas muy pastosas.


3. Tomar el sol ayuda en la activación de la vitamina D, que previene la descamación excesiva de las células de la boca.


4. Evalúa si la prótesis dental o el aparato bucal te están lastimando la boca.


5. Evita el estrés, que puede cambiar la salivación y aumenta la probabilidad de desarrollar sarro.


6. Visita una vez al año a tu dentista.


Es posible también que se deba a otros problemas, por eso te recomendamos visites nuestra clínica dental para que nuestros odontólogos te revisen y descarten cualquier otro tipo de complicación en tu salud.


Clínica dental Valencia - Implantes dentales Valencia

Ortodoncia infantil Valencia - Odontopediatría Valencia Ortodoncia adultos Valencia