1 Lo primero y más importante es analizar las causas que han provocado esta sensibilidad y enseñar al paciente a evitarlas.

2 La simple eliminación de productos de naturaleza ácida de la dieta evita gran parte del desgaste de los dientes a nivel del cuello.

3 Se deben llevar a cabo también maniobras correctas de higiene bucal como, por ejemplo, el uso de cepillos dentales con filamentos suaves y pastas dentífricas y geles no abrasivos.

4 Cepillado no traumático y utilizando técnicas de cepillado vibratorias.

5 No realizar un cepillado dental inmediatamente antes o después de la exposición al ácido, evitándose también el consumo de bebidas ácidasinmediatamente después de un tratamiento periodontal

Publicado: 14 de Agosto de 2014